Descanso

Vídeo relajante para dormir

¿Insomio? Esta meditación te dejará zzz

Conciliar el sueño es bastante difícil para muchas personas. Te sientes identificado? Sonríe! La solución está en tu mente. Si! Leíste bien. En tu mente!

El acto de dormir es premeditado. Es algo que ocurre como resultado de un comando de nuestro cerebro. Ajá, ese mismo que a la media noche nos pregunta qué enfermedad podemos tener (y nos anima a buscarla en google), qué cosa debimos haber hecho o dicho cuando ya pasó la oportunidad… entre un millón de puntos suspensivos que no podremos resolver sino hasta el otro día. 

Entonces: cómo convencemos a nuestro cerebro que lo más sensato, y lo más justo es que caigamos plácidamente en un sueño profundo? 

Iván Pavlov era un sicólogo que desarrolló una teoría que unía estímulos con respuestas condicionadas. De esta forma probó que un evento específico podía generar una respuesta fisiológica específica. Uno de los experimentos que realizó, fue con su perrito. El Dr. Pavlov le tocaba una campanilla y 5 minutos después, le ofrecía la comida. Al principio, el perrito oía la campanilla pero no hacía nada y luego se sorprendía con el plato de comida. Luego, el perrito empezó a asociar la campanilla con la comida y cuando ésta sonaba, alzaba la mirada y movía su colita buscando el plato. Pasados 21 días, cuando se creó el hábito, con sólo tocar la campanilla, el perrito comenzaba a salivar. Su cuerpo reaccionaba automáticamente ante el estímulo.

Esta misma teoría la podemos aplicar para detonar el sueño. Establecer una rutina todas las noches puede empezar a condicionar la respuesta de dormirnos. Si todos los días, aproximadamente a la misma hora, antes de acostarnos hacemos lo mismo y en el mismo orden, tomará 21 días para que el cerebro envíe la orden de dormir con sólo realizar la primera actividad de la rutina. 

Listo, estamos en cama. Pero aún la mente está en sus mil revoluciones. No nos quiso hacer caso! Es hora de activar el plan emergencia: la meditación del sueño. Bueno, en realidad, no es sólo para emergencias. Es para disfrutar y compartir con quienes tienen trabajo conciliando el sueño. 

Para realizarla, y OJO: es probable que no la termines porque te puedes quedar zzz (Hey! Esa es la idea, no? Entonces no importa!) sigue los pasos a continuación:

  1. Seguir tu rutina para antes de dormir (cara lavada, pijama limpia, dientes cepillados, electrónicos apagados – celular en modo avión)
  2. Reproducir el siguiente video:
  3. Poner tu celular boca abajo sobre tu nochero
  4. Quietud. Mucha quietud. 

5 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *