Lifestyle,  Otros

Una dosis de color y energía

Es innegable el efecto que tienen los colores en nuestras emociones. No es en vano que usemos frases como “lleno de color” para referirnos a lo positivo, a la felicidad… un mundo en blanco y negro, en cambio, es triste, monótono y carente de sorpresas.

Ágatha Ruiz de la Prada conoció un mundo oscuro a través de la depresión de su madre, y desde eso, decidió ser embajadora de color. Su lucha: está enfermedad mental tan normalizada en nuestros días, de la que poco se conoce y muchos sufren en silencio. 

Los colores vivos, las formas contundentes, los tamaños y las texturas de las propuestas de esta diseñadora son casi literales y tienen el poder inmediato de sacarle una sonrisa y una mirada curiosa a todos los que los observan. 

En un mundo de normas pre establecidas, donde las noticias nos agobian, las fronteras no existen y la información abunda, es cada vez más importante volver a esos símbolos que nos conectan con lo esencial; a esos espacios que nos recargan con la energía necesaria para continuar; y a esas frecuencias que nos permiten expresar quiénes somos y qué queremos. 

Somos unos fieles admiradores de aquellos que persiguen sus sueños. De aquellos que creen en sí mismos sin importar quien más lo haga. Nos inspiran las personas que desafían lo normal, y que sin más gasolina que su talento y pasión, sobresalen en un mundo cada vez más competido. 

Por eso esta es la alianza perfecta. La dosis de color de Ágatha Ruiz de la Prada y la energía para que las personas puedan soñar de Distrihogar. Traemos a tu hogar una colección distinta a todo, más original que nunca y con la calidad que ya conoces para que disfrutes en tus espacios de productos que te llenarán de buena vibra, inspiración y creatividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *